‘El reencuentro’ (opinió, María Ramos)

‘El reencuentro’ (opinió, María Ramos)

Hemos vivido unos 100 días en confinamiento; un confinamiento que nos ha obligado a todos a estar protegidos y a proteger a los demás del contagio del covid-19. El 15 de marzo se decretó el Estado de Alarma y una de sus consecuencias fue que nos congeló la vida social y familiar. Cada uno de

Hemos vivido unos 100 días en confinamiento; un confinamiento que nos ha obligado a todos a estar protegidos y a proteger a los demás del contagio del covid-19. El 15 de marzo se decretó el Estado de Alarma y una de sus consecuencias fue que nos congeló la vida social y familiar. Cada uno de nosotros estábamos haciendo nuestra rutina y aplazando cosas o compromisos y, ese día, todo se paró hasta nuevo aviso. Nuestra rutina quedó como una imagen estática; eso sí, envuelta en un clima de miedo, incertidumbre, prevención y protección.

El 21 de junio se puso, más o menos, fin a esa situación. Acabó el Estado de Alarma, se levantó la restricción de desplazamientos y pudimos volver a la mal llamada ‘nueva normalidad’. Llegó el momento de los reencuentros, junto a los deseos de recuperar la normalidad, y de volver a ver y a encontrarnos con nuestros familiares. Se cambiaba el estado de foto estática a imagen en movimiento. Surgían las ganas de recuperar nuestra rutina. Podíamos movernos en libertad. Pero, de repente, tomamos conciencia de que ahora lo que nos paraliza es el miedo, la incertidumbre y el desconocimiento de no saber bien cómo comportarnos.

Las normas que nos marcan las autoridades están claras: distancia social de 1,5 o 2 metros, lavado de manos y uso de la mascarilla. Sobre ellas, no hay dudas. Las hemos oído hasta la saciedad; no obstante, cuando estamos frente a nuestros familiares -algunos vulnerables-, que no hemos visto desde que se decretó el confinamiento, la emoción y los afectos se disparan y nos cuesta recordar esas normas. Después de caso 100 días de distancia impuesta por el virus, nos encontramos y tenemos enfrente a nuestros padres, nietos, hermanos, etc. ¿Qué prevalece en estos instantes: la emoción o la norma, la prevención o el afecto, las ganas de volver a tocarnos o el miedo al covid-19?

Son momentos de duda, cuando la mirada -la importancia de la mirada-, nos impulsa en una u otra dirección. Ambas, necesariamente, son las adecuadas.

El miedo, la soledad, la distancia, la falta de una mano amiga que nos cogiera nuestra mano, las ausencias, etc. han sido algunas de las grandes necesidades sentidas durante el confinamiento. Esas mismas necesidades han cobrado una dimensión antes jamás vista y ni tan siquiera imaginada. Por ello, al volvernos a reencontrar, los sentimientos y las normas se mezclan y se desdibujan los límites. La vacilación y las dudas dominan en primer instante para, a continuación, dar lugar al abrazo, las lágrimas o los besos, que nos acercan a ese contacto que tanto hemos echado en falta. En esos momentos es cuando calibramos la importancia de la relación, de los vínculos. Tendríamos que ser capaces de relativizar o quitar importancia a lo que nos separa para dar protagonismo a los afectos. Sin embargo, nos resulta difícil porque de inmediato aparecen los recuerdos, a veces dolorosos, de daños recibidos y también -sin duda- de otros infligidos.

Estamos atrapados en nuestras propias historias de vida y parece que ni siquiera la crudeza del confinamiento, el miedo al contagio del covid-19 o el peligro de perder la vida tienen el suficiente impacto como para facilitarnos superar lo que nos separa. Desencuentros, además, que en realidad la mayoría de las veces tienen más que ver con las palabras que con los actos. Aunque el refrán diga que “las palabras se las lleva el viento”, lo cierto es que las palabras dejan una profunda huella en nuestras almas. Tan profunda, que la crudeza de la pandemia, el reencuentro o la prevención de posibles rebrotes están condicionados por ellas y por nuestras propias historias de vida. ¿Seremos capaces de curar esas heridas y cambiar el rumbo de nuestras historias?

Asem Catalunya
Asem Catalunya
ADMINISTRATOR
Perfil

Posts Carousel

Deixar un missatge

El teu email no serà publicat. Es requereixen els camps marcats amb *

Cancel reply

Uso de cookies

Per obtenir informació de navegació dels usuaris de la nostra web, utilitzem cookies de tercers i persistents. Més informació a política de cookies. Premi a l'enllaç per a més informació sobre la nostra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies