Un negoci científic?

Un negoci científic?

Des del nostre paper de recollir tendències, incidències, problemàtiques, avenços i millores, i ser crítics amb tot els nostres entorn per poder millorar la qualitat de vida de les persones amb malalties neuromusculars, i donat que la recerca és un tema molt d’actualitat, us volem compartir aquest article publicat a LaVanguardia.com per a la nostra

Des del nostre paper de recollir tendències, incidències, problemàtiques, avenços i millores, i ser crítics amb tot els nostres entorn per poder millorar la qualitat de vida de les persones amb malalties neuromusculars, i donat que la recerca és un tema molt d’actualitat, us volem compartir aquest article publicat a LaVanguardia.com per a la nostra reflexió:

“Nuestra genética da para que vivamos hasta los 120 años”

Randy Schekman, premio Nobel de Medicina; investiga el alzheimer y el parkinson
Tengo 69 años y la suerte de poder investigar con más apoyo que nunca. Crecí y aprendí en California. Los científicos debemos concentrarnos tanto en mejorar la calidad de los últimos años de vida como en alargarlos.

Un negocio científico

El Nobel Schekman aprecia el donativo de más de mil millones de dólares del cofundador de Google para ayudar a su equipo a curar el alzheimer y el parkinson, pero considera insustituibles la sanidad y la educación públicas para lograr aumentar nuestra inteligencia y salud colectivas. Con los mismos argumentos carga en nombre del método científico y el interés de la humanidad contra el actual sistema de estrellato y marketing académico promovido por las revistas de referencia, como Nature, Science o Cell, y denuncia que “han convertido la investigación biomédica en un negocio privado que incentiva las falsificaciones en los resultados y convierte muchos de los publicados en inaplicables en el laboratorio”.

___________________

ENTREVISTA:

Atchíssss, smuack, agggghhh.

¿Se encuentra usted bien ?

Sí, gracias, no es nada: un poco de fiebre de algún virus que he pillado en el avión. Los aviones son gigantescas incubadoras de virus, y cada año pillo uno nuevo.

¿Eso fortalece su sistema inmunitario?

Preferiría no fortalecerlo y estar sano.

¿Por qué existen los virus? ¿Sirven para algo aparte de para matarnos?

Su sentido evolutivo ha sido y es transferir genes de un organismo a otro infectando sus bacterias. Las piezas de ADN se transmiten así de una bacteria a otra.

¿Y así generan diversidad biológica?

Sí, pero ese mecanismo también tiene efectos indeseables para nosotros. Gracias a él, muchas bacterias se intercambian genes resistentes a los antibióticos y hacen que nuestros medicamentos pierdan efectividad y dejen de curar.

Las bacterias también aprenden.

Y más rápido que nosotros. Nos precedieron y nos sobrevivirán, ¿Sabía usted que convivir con un perro cambia tu microbioma? Al cabo de un tiempo de convivencia, hay bacterias de perro viviendo en el humano y bacterias de humano viviendo en el perro.

¡Guau!

Eso demuestra que ha habido coevolución entre perros y humanos y que nuestros organismos siguen evolucionando juntos.

Pero nosotros vivimos más: ¿podremos decidir algún día cuánto queremos vivir?

Yo creo que nuestro cuerpo tiene un límite en su existencia impuesto por muchos genes que han evolucionado para tener caducidad.

Izpisúa me dijo aquí que una célula madre en buenas condiciones vivía sin límite.

No sé cuánto puede vivir una célula madre, pero sí sé que es una célula en embrión: en cuanto se transforma en una célula ya diferenciada, su reloj biológico empieza su tictac. Pero: ¿eEstá usted seguro de que quiere vivir para siempre?

No me importaría poder decidir cuándo dejo de vivir. ¿A usted no le parece bien?

¡Claro! Pero sólo el recambio generacional permite la evolución. Si no nos morimos, los jóvenes, nuestros hijos y nietos, no pueden madurar y tener su propia identidad y establecerse.

¿Nuestra genética actual tiene un límite?

Nuestra genética da para que vivamos alrededor de 120 años, pero no creo que el reto ahora para la biomedicina sea alargar esa edad.

No estaría mal, pero en condiciones.

¡Ese sí es el reto! Los científicos deberíamos concentrarnos en mejorar la calidad de los últimos años de vida tanto como en alargarlos.

¿Cómo?

Debemos enfocarnos en lograr que sean tan buenos como ahora los 40 o 50 y dar así un final rápido e indoloro a nuestras vidas: ¿por qué nuestros últimos años tienen que ser un horror? Hoy suelen ser penosos y un desgaste emocional y de recursos para la familia.

Sería un objetivo para toda la humanidad.

Por eso no creo en la política ni en las religiones que a menudo acaban siendo luchas egoístas de poder: sólo la ciencia nos une y mejora nuestras vidas. He visto a mi mujer morirse de parkinson durante 20 años con demencia al final.

Lo siento.

Seguimos sin entender los procesos de nuestra neurodegeneración. Sabemos que hay genes que predisponen al alzheimer, pero ni siquiera estamos seguros de que sea la placa de amiloides, como hoy se cree, la que lo causa.

¿Podría ser un virus?

Podría ser. También descubrimos que un virus causaba algunos cánceres. Sabemos que uno de los genes que predisponen a la neurodegeneración es parte de una lipoproteína, pero aún no conocemos su conexión con la enfermedad. Y seguimos gastando millones en producir anticuerpos contra la acumulación de amiloides, pero sin ningún resultado concreto.

¿Por qué seguimos sin progresar?

Uno de los problemas para estudiar las neurodegenerativas es que no tenemos un modelo animal para reproducirlas. Uno de los últimos avances ha sido crear pequeños organoides, acumulaciones de células humanas, simulaciones de pequeños cerebros para investigarlas.

Suena prometedor.

Soy muy optimista, y más desde que Serguéi Brin, uno de los dos fundadores de Google, ha donado más de mil millones de dólares a mi grupo para nuestra investigación.

¡Qué generoso!

Por buenos motivos: su madre murió de una peculiar forma de parkinson que él ha heredado.

Entonces tendrá prisa por ver resultados.

Hemos identificado ya 80 marcadores genéticos del parkinson, y el objetivo ahora es crear esos organoides con células plenipotenciarias (IPS) de cada uno de los pacientes con uno de esos marcadores. Así los cultivaremos en el laboratorio e iremos probando tratamientos para detener la progresión de la enfermedad.

¿Y cuánto tardarán en lograrlo?

Si eres investigador, te parece que vas rápido, pero si eres enfermo, nunca es lo bastante. Cuando diagnosticaron a mi mujer de parkinson hace 20 años, sabía que no llegaríamos a tiempo, pero hoy estamos cerca de lograrlo.

Le veo esperanzado.

No estamos más lejos de curar las enfermedades neurodegenerativas de lo que estábamos no hace tanto de curar el cáncer. Y hoy gran parte de cánceres se curan. Soy optimista, pero con sólidas razones científicas.

 

 

Asem Catalunya
Asem Catalunya
ADMINISTRATOR
Perfil

Posts Carousel

Deixar un missatge

El teu email no serà publicat. Es requereixen els camps marcats amb *

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies