¡Que no falte el humor! (opinió. María Ramos)

¡Que no falte el humor! (opinió. María Ramos)

¡Que no falte el buen humor! Es la idea que se me ocurre cuando leo y veo los mensajes y vídeos que corren por las redes. Y es que en estos momentos tan trágicos, tan inciertos y tan dolorosos, el humor puede ser un bálsamo que nos permite un manera más confortable de afrontar el dolor

¡Que no falte el buen humor! Es la idea que se me ocurre cuando leo y veo los mensajes y vídeos que corren por las redes. Y es que en estos momentos tan trágicos, tan inciertos y tan dolorosos, el humor puede ser un bálsamo que nos permite un manera más confortable de afrontar el dolor y el miedo.

Dolor por la falta de salud, por los numerosos fallecidos (muerte colectiva); por la distancia con los seres queridos, por la muerte de familiares, amigos, profesionales (muerte individual). Dolor por la impotencia de no poder hacer más.

Miedo a las consecuencias económicas que puedan sobrevenir después de esta crisis de alcance mundial y que, posiblemente, salgamos de ella con cambios importantes en el orden mundial por el confinamiento que se alargara hasta finales de abril, en el mejor de los casos.

El humor nos permite desconectar de la cruda e incierta realidad en la que nos toca vivir.

El humor también nos ayuda a despertar en nosotros el valor de la solidaridad. Es impresionante y muy tranquilizador conocer las múltiples iniciativas solidarias que se dan en todos y cada uno de los rincones del país para elaborar material sanitario (batas y mascarillas) o para visitar a personas que están solas, aun guardando la distancia requerida.

Nunca en las anteriores crisis económicas o políticas -que son las que hemos vivido las generaciones actuales-, se despertó este sentimiento solidario y de deseo de colaborar todos para salir de ésta.

Es esta corriente de solidaridad la que nos da una cierta confianza de que el mañana será mejor y de que saldremos de esta grave crisis.

Todos estamos asustados, preocupados. Estamos en el mismo riesgo. Esto nos hace vernos o reflejarnos en el rostro y la mirada del otro.

La única manera de superar esta crisis es la solidaridad. Es ayudarnos unos a otros, cada uno con lo que sabe y puede hacer. El humor nos permite relativizar, sonreír, reconocer al otro, unir esfuerzos para ayudar y ayudarnos a superar la situación que estamos viviendo.

Gracias a los que sabéis utilizar y compartir el humor porque nos hacéis la vida un poco más fácil.

María Ramos


(Foto: Gino Crecoli, Pixabay)

Asem Catalunya
Asem Catalunya
ADMINISTRATOR
Perfil

Posts Carousel

Deixar un missatge

El teu email no serà publicat. Es requereixen els camps marcats amb *

Cancel reply

Uso de cookies

Per obtenir informació de navegació dels usuaris de la nostra web, utilitzem cookies de tercers i persistents. Més informació a política de cookies. Premi a l'enllaç per a més informació sobre la nostra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies